31 Diciembre, 2014
0

veces
compartido

Maneja Tu Tierra

Algas energéticas

Entre los mayores gastos de una casa están, probablemente, los costos en agua caliente y calefacción. En la ciudad de Hamburgo en Alemania, existe un edificio en el que estas cuentas ya no existen. La construcción considera una fachada que le permite ser 100% sustentable en el tema energético, a partir de seres vivos, específicamente de algas.

Esta tecnología surgió tras una investigación que se extendió por cuatro años e incluyó un completo trabajo interdisciplinario, en el que se obtiene energía mediante una segunda fachada o “bio-piel” de algas. Los lados del edificio que dan al sol están cubiertos de “paneles bio-reactores” que en su interior contiene algas en agua. Estas reciben un constante suministro de nutrientes líquidos para alimentarlas, además del CO2 que produce el edificio y de la luz solar.

Cuando el alga crece es cosechada y se transporta a una planta de procesamiento que separa la “Biomasa” y la transforma en gas metano, siendo esa la primera fuente de energía. También se captura energía a partir del calor solar térmico capturado por el agua contenida en los paneles, la que es usada para calefacción y agua caliente.

El CO2 producido por la combustión de la biomasa es luego reingresado a los paneles, para alimentar a las demás algas, cerrando el ciclo energético. Por ahora, este sistema no es barato, tiene un costo entre 1,1 a 1,5 millones de pesos por metro cuadrado y, dependiendo del tamaño del proyecto y las necesidades energéticas, los costos de inversión son superiores a los de tecnologías fotovoltaicas comunes. Se espera que el costo disminuya en el futuro, y esta sea una buena alternativa para contar con energía más sustentable.

Galería