25 Enero, 2013
0

veces
compartido

Maneja Tu Tierra

Cerro La Cruz, una buena alternativa de Trekking en Santiago

Si te estás iniciando en estas cosas locas del montañismo y tienes poco tiempo para alejarte de Santiago, el Cerro La Cruz es uno de los destinos más recomendables para una sesión de trekking.

Eso por varios motivos:

• Su cercanía: puedes acceder a él por el Cajón del Maipo pero también por el Parque Mahuida, que se encuentra al final de la Avenida Larraín.

• Su accesibilidad: si inicias la travesía muy temprano, a la hora del almuerzo puedes estar contemplando la ciudad desde su cima y en la noche celebrando en tu pub favorito. A un ritmo normal, sin apurarse, pero tampoco sin detenerse cada 50 metros a descansar o tomar una foto, el ascenso toma 6 horas aproximadamente. Y el descenso, dependiendo del estado físico, el mismo tiempo o tal vez más. Pero el hecho es que en cerca de 14 horas puedes ascender y descender. Por lo tanto, es una ruta de trekking que te puede tomar sólo un día.

• Sus vistas: si asciendes por el Parque Mahuida, te vas a encontrar con un paisaje natural privilegiado. Puesto que la entrada se encuentra a menos de 1.000 msnm y la cima por sobre los 2.500 msnm, en todo el trayecto vas siendo testigo del degradado cromático de la naturaleza conforme aumenta la altura.

Generalmente si partes a mayor altura, te pierdes los verdes, la vegetación. Y si no llegas a su altura, te pierdes los cafés y grises. En este trayecto puedes disfrutar de los dos tipos de paisaje y del degradado que acompaña al tránsito de uno al otro.

Si vas en invierno, puedes ver además las cimas del cordón montañoso vecino, la Cordillera de Ramón, totalmente nevadas. Por lo tanto, también tienes una vista privilegiada de la naturaleza blanca.

• Su exigencia técnica: no todos los trayectos de trekking te permiten ascender cerca de 1.700 metros en tan sólo cinco o seis horas y recorriendo sólo siete kilómetros. Y eso sólo de ida.

En el trayecto por el Parque Mahuida, tal hazaña te exige estado físico y resistencia, pero no destrezas técnicas avanzadas de montaña. Sólo en el último tramo, al llegar a la cumbre, el terreno te obliga a guardar los bastones y recurrir de tanto en tanto a las manos para ayudarte a subir por las rocas. Pero en el 97% del trayecto basta y sobra con ganas y quizás la ayuda de unos bastones.

• Su aclimatación: la cumbre del Cerro La Cruz se encuentra justo en el límite de altura (2.500 msnm) en que un organismo humano promedio empieza a ser afectado por el mal de altura. Más arriba de eso, quien no esté aclimatado es afectado por algo de hipoxia, dolor de cabeza y hasta náuseas. Por lo tanto, ascendiendo el Cerro La Cruz no sólo no vas a sentir malestar físico, sino que tampoco vas a necesitar aclimatación. Al contrario. El Cerro La Cruz, junto, quizás, con el Cerro Provincia, tiene la altura adecuada para iniciar un proceso de aclimatación para un futuro ascenso a un “cuatromil”.

• Su ubicación estratégica: apenas llegas al sector conocido como “la falsa cumbre” (Mirador del Espino) quedas frente a la así llamada “Cordillera de Ramón”. Si estás con ganas y tiempo, puedes iniciar una travesía por sus montañas (Cerros San Ramón, San José, Tambor, Provincia) y llegar a Las Condes o Lo Barnechea. Si, por otro lado, quieres permanecer fuera de la urbe, puedes enfilar en sentido contrario y descender hacia el Cajón del Maipo.

Una vez arriba puedes iniciar o continuar nuevas expediciones. Pero si la ciudad te llama, entonces puedes dar media vuelta y en seis horas estar en Santiago. El Cerro La Cruz es un punto nodal de inicio de o llegada a múltiples rutas.
Por todas esas razones, el Cerro La Cruz a través del Parque Mahuida es una excursión especialmente recomendable.

Fuente: vidaoutdoor

Galería