18 Enero, 2013
0

veces
compartido

Maneja Tu Tierra

Consejos de hidratación y snacks para tus caminatas

No siempre es algo en lo que se piensa, pero es tan importante como un buen par de zapatillas.
Dependiendo de la cantidad de kilómetros u horas destinadas a la caminata hay que considerar agua suficiente para hidratarse cada 20 o 30 minutos, considerando el calor y el esfuerzo que va a requerir el paseo.

Un tema importante es el peso que vas a cargar en tu caminata o trekking, más si piensas hacer una ruta larga y difícil. Por esta razón los comestibles deben de ser ricos en energía y livianos en peso. Existe una gran cantidad de alimentos deshidratados, incluso algunos sofisticados para profesionales expertos en alta montaña que necesitan una mayor cantidad de proteínas y energía.

Pero para los simples mortales que sólo buscan pasear una tarde o recorrer por distitnos lugares un fin de semana de caminatas en la naturaleza no es necesaria tanta sofisticación. Algo liviano, calórico, refrescante, dulce y contundente es la clave:

Barrita de cereal, un queque, galletón de avena, una fruta, un rico sándwich y un jugo en cajita para el dulzor. Son buenas alternativas si lo que buscas es disfrutar el paisaje del lugar donde te encuentras. Claro, aparte de una buena botella de agua mineral sin gas, todo en una bolsa que pueda usar para guardar los desperdicios herméticamente en tu mochila.

Algo interesante del cuerpo es que te pide lo que necesite, por esa razón si tu salida outdoor tendrá mayores exigencias es aconsejable incluir en la merienda alguna bebida isotónica. Ya sea para preparar o ya hechas; esto te entrega sales minerales para compensar las pérdidas en la transpiración.

Nueces y almendras son un muy buen recurso, ya que ayudan a obtener energía y sales, así como el plátano evita, gracias al potasio, los calambres.

El tema es simple, mantenerse hidratado y con la energía suficiente para seguir el camino.

Fuente: fulloutdoor.cl

Galería