03 Julio, 2014
0

veces
compartido

Maneja Tu Tierra

Cuidando a la mascota del mundial

Fuleco es un simpático armadillo bolita que fue elegido como animal símbolo del Mundial de Fútbol que se desarrolla en Brasil. Pero hasta el minuto, el torneo no ha ayudado mucho en la lucha contra la extinción de estas pequeñas criaturas.

A pesar de que 1,7 millones de personas votaron por que el armadillo fuera la mascota oficial, Fuleco -nombre que combina las palabras fútbol y ecología- no ha sido utilizado hasta el minuto para ningún discurso ambiental ni tampoco para destacar que el animal se encuentra en peligro de extinción.

De hecho, muchos se han quejado que sólo ha sido utilizado como un producto de marketing para vender peluches y otro tipo de souvenirs, pero nada de lo recaudado sería destinado a la protección de la especie. Incluso científicos vinculados al Instituto de Biodiversidad ICMBIO, del Gobierno, han lanzado una provocadora campaña, en la cual reclaman a la FIFA y al Estado que cada gol del Mundial sea transformado en mil hectáreas de protección de la Caatinga, la zona en la que vive este animal.

Este tipo de armadillos miden sólo 50 cms. y cuando se sienten en peligro se recogen sobre si mismos con su duro caparazón formando una perfecta bola. Sin embargo, la FIFA asegura que la sola elección de este curioso animal como símbolo de la copa del mundo ya colabora a evitar tanto su extinción como la destrucción de su hábitat, lo que también ayudará a proteger otras especies y ecosistemas que se encuentren ahí.

Galería