07 Abril, 2016
0

veces
compartido

Sin categoría

Latinoamérica potencia las escuelas sustentables

Entre las más destacadas se encuentra el proyecto “Escuela Sustentable” de la provincia de Canelones en Uruguay, que ha sido construida con más de 2 mil neumáticos, 5 mil botellas de vidrio, 2 mil metros cuadrados de cartón y 8 mil latas de aluminio.

En los últimos años, el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad han sido temas que se han instalado fuertemente en la ciudadanía, provocando cambios no sólo el estilo de vida de las personas, sino en las políticas públicas y la educación de cientos de países en el mundo.

Esta preocupación también se ha manifestado en Chile y Latinoamérica, sobretodo en iniciativas educacionales que buscan concientizar a la comunidad  escolar través de diferentes acciones que permiten educar sobre el uso adecuado de energía, protección de la flora y fauna y sobre la reutilización y de diversos materiales.

Un buen ejemplo de ello, ha sido la construcción de la primera escuela  100% sustentable en Latinoamérica, ubicada en la provincia de Canelones en Uruguay,  la cual se ha construido con más de 2 mil neumáticos, 5 mil botellas de vidrio, 2 mil metros cuadrados de cartón y 8 mil latas de aluminio.

El edificio, de 270 metros cuadrados y con capacidad para unos 100 alumnos, contará con paneles solares y molinos de viento, agua potable, calefacción y algunos alimentos que surgirán de invernaderos.

Similares a esta iniciativa, en Chile  existen varios establecimientos que han adoptado diversas medidas que contribuyen al cuidado y protección del medio ambiente.  Solo por nombrar algunas, el Colegio Ciudad de Lyon de la comuna de El Bosque, ya cuenta con certificación del Ministerio de Medio Ambiente por la incorporación de diversas iniciativas de este tipo. Como parte de su programa incluye estaciones de reciclaje, huertos de hierbas medicinales, verduras hidropónicas, sistema de regadío, lombricultura y dos salas de clases al aire libre y paneles solares.

Asimismo, el Colegio Suizo ha incorporado sistemas fotovoltaicos, que le permiten cubrir el 20% de su consumo energético, además de fomentar espacios de educación medioambiental, entre otros.

Galería