06 Enero, 2015
0

veces
compartido

Maneja Tu Tierra

Techos verdes

La importancia que tiene la incorporación del concepto de sustentabilidad en algunos países es reveladora de su nivel de desarrollo. Hay algunas naciones en la que es parte de sus políticas de Estado. Dinamarca es uno de esos países y en su capital, Copenhague, hay datos y normas que incluso sorprenden.

Entre sus logros destacan que el 55% de los capitalinos utiliza la bicicleta como medio de transporte; el 90% de los residuos de la construcción son reutilizados; se redujeron las emisiones de carbono en un 24% entre 2005 y 2012; y el 96% de la población vive a menos de 15 minutos de algún parque.

Y en una de las novedades, se promulgó una ley que obliga a poner vegetación en las azoteas de los edificios, uniéndose a países como Canadá y Suiza que tienen normativas similares.

Uno de los beneficios de esta iniciativa de “techos verdes”, para cuya construcción se debe considerar el peso, la filtración del agua, materiales anti crecimiento de raíces, entre otros, es que pueden absorber hasta el 80% de las aguas lluvia. También sirven como protección contra los rayos UV, mantienen estables las temperaturas de los interiores del edificio actuando como aislante y permitiendo una reducción en el consumo energético.

Uno de los impactos más importantes de los techos verdes es la disminución de CO2, gracias al proceso que realizan las plantas y árboles.

En Chile hay 50 mil metros cuadrados de techos verdes. 45 mil se encuentran en la Región Metropolitana, destacando comunas como Providencia, Vitacura y Las Condes. En 2014, el Ministerio de Obras Públicas presentó un proyecto para el Barrio Cívico de Santiago con el objetivo de incluir cubiertas verdes en edificios públicos. Se estima que para el año 2020 deberían existir 250 mil metros cuadrados de este tipo de cubiertas.

Siendo Santiago una ciudad con mucha contaminación, este tipo de iniciativa permitiría reducir el smog por el que sufre la capital, es por eso que los techos verdes en la Región Metropolitana se están adaptando con plantas y árboles adecuados al clima que existe en las distintas regiones de nuestro país.

Galería